El hecho de que el móvil se haya convertido en el dispositivo desde donde más gente se conecta diariamente a Internet, ha provocado que la mayoría de páginas web desarrolladas hace tiempo hayan tenido que actualizarse para que puedan ser vistas de manera correcta desde estos dispositivos de bolsillo.

 Y es que el tráfico móvil está creciendo a gran velocidad, llegando a alcanzar casi el 40% de la navegación total en Internet. Esto quiere decir que 40 de cada 100 usuarios acceden a Internet a través de su móvil.

Es por esto, que Google ha decidido que aquellos sitios que no sean “responsive”, es decir, que no se adapten a la navegación a través de los dispositivos móviles serán castigados seriamente en las búsquedas a través de su buscador. De momento no se ha pronunciado en cómo afectará exactamente, si bien serán anuladas o simplemente saldrán peor posicionadas, pero lo que está claro es que con esta medida las webs que no se actualicen podrían tener sus días contados…

Leer más acerca de este artículo…